Street food, para comer sin perder tiempo

En general, podría decirse que la cocina maltesa está basada en productos de temporada, con sabores intensos y muy condimentada. 

Es una gastronomía mediterránea, con una gran influencia de todos los pueblos que a lo largo de la historia dejaron su huella en las islas.

Hay buenos restaurantes en las islas y te recomiendo que pruebes un plato típico en alguno de ellos. Pero también tienes que probar algo muy característico de Malta: sus pastizzerias. 

Una pastizzería (pastizzeriji en maltés), es un establecimiento de comida rápida en la que se venden los famosos pastizzi, además de sausage rolls, chicken balls, qassatat… entre otras exquisiteces. Puede ser una tienda o un puesto callejero, todo vale.

Es facil encontrar una ya

placeholder.png

que están repartidas por todos los rincones de la geografía maltesa, aunque una de las más conocidas es Cristal Palace en la ciudad de Rabat.

No importa cuando vayas, está siempre a rebosar de gente -malteses en su mayoría- comprando pastizzis recién hechos. Nada de sofisticaciones, el local se integra perfectamente en el entorno y se asemeja a una tasca de pueblo, con los moradores sentados en la puerta. No dejes de probar uno cuando pases por allí.

En realidad, un pastizzi es un hojaldre de capas muy finas relleno de queso ricotta o guisantes. También sirven enormes pizzas individuales, sausage rolls que son salchichas enteras envueltas en hojaldre, los sabrosos chicken balls, bolas de pollo  con queso fundido en su interior o los típicos qassatat, muy parecidos a los pastizzi pero redondos y con hojaldre algo más grueso.

Lo mejor de todo es que todos estos productos son baratísimos, costando la mayoría de ellos apenas unos céntimos de euro.[bctt tweet=»Come en una pastizzeria en Malta por menos de 1 euro: pastizzi, sausage roll, pizza…» via=»maltavacaciones»]

Si lo tuyo es el dulce, además de los famosos cagnoli de influencia siciliana, tienes que probar una especie de donuts sin agujero, condimentados con diferentes sabores: chocolate, mermelada de frambuesa, limón, manzana, nocilla, azucar glass… entre otras muchas variedades.

Lo más divertido de todo es que los puedes encontrar en furgonetas ambulantes, que reconocerás por la inconfundible locución en los altavoces.

Y si no, la tienda más famosa es The Donut Factory, con cuatro establecimientos en los principales puntos de la isla: St. Paul’s Bay, Sliema, St. Julian’s y Buggiba.

Puedes dejar un comentario aquí