Planes con niños en Malta

Los mejores planes en Malta con niños

Visitar un templo prehistórico, una ciudad medieval, ver las armaduras que utilizaban los Caballeros de la Orden de Malta o una exposición de coches clásicos antiguos puede ser un buen plan con niños. 

El mar ofrece también otras posibilidades: una excursión en barco a Gozo y Comino, hacer snorkel para ver el fondo marino, atravesar la Blue Grotto en barca o buscar un tesoro escondido en una pequeña isla. Para los más pequeños, recomendable alguna de las playas de arena, como Ghadira Bay o Mellieha. 

Pero esto no es todo, hay además unos cuantos lugares totalmente recomendados para visitar si viajas con niños a Malta: 

Playmobil Fun Park - La fábrica y el parque de Playmobil de Malta

El castillo de Playmobil hace las veces de entrada al Playmobil Fun Park. En su interior, figuras a tamaño gigante para que los más pequeños jueguen en la comisaría, el barco pirata o la granja, entre otros. 

Una zona exterior con terraza y cafetería, además de la tienda, completan el recinto. Lamentablemente, la visita a la fábrica ya no está disponible desde hace unos años. Era este el gran atractivo de la visita al recinto, así que hay que valorar si vale o no la pena, en función de los intereses de los más pequeños.

Acuario Nacional de Malta

Inaugurado en 2013, el acuario es otra opción a considerar en una visita con niños. Se divide en cinco zonas y cuenta con un tunel panorámico. 

No es muy grande, así que en una hora puede visitarse. En el exterior, hay una zona de juegos y chorros de agua en el suelo, para refrescarse. 

Justo al lado del Acuario se encuentra el Café del Mar, con piscina panorámica. St. Paul’s Bay tiene también un paseo marítimo muy agradable, y en el recorrido encontrarás un minigolf para niños, algunas zonas de baño con arena y un mini parque acuático de chorros de agua. En Qawra hay también un museo de coches antiguos. ¡Buena forma de aprovechar el día! 

Popeye Village - Poblado de Popeye en Malta

Se trata del original set de rodaje de la película, reconvertido en parque temático, y uno de los lugares más visitados con niños en Malta. 

La diversión está asegurada con Popeye, Olivia y Brutus que interactúan con los visitantes. Además de visitar el set de rodaje, se puede intervenir en una grabación y llevarse la película a casa de recuerdo. 

La entrada incluye un paseo en barco por los alrededores del recinto, el uso de la zona de baño con toboganes y juegos acuáticos y todas las actividades que se realicen a lo largo del día. Hay restaurante en el recinto, pero es algo flojo. 

Puedes dejar un comentario aquí