Malta es otra historia

Mapa en mano y toma nota:

Puedes ir a Malta a tumbarte bajo el sol a la orilla del mar, pero si lo tuyo es visitar sitios interesantes, aquí tienes mucho que hacer. 

La prehistoria

Imagina poner un pie en uno de los únicos templos subterráneos prehistóricos existentes en todo el mundo, visitar la mitológica cueva de Calipso o presenciar el solsticio en los templos de Hagar Qim y Mnajdra. 

Templos-tarxien.jpg
Mnajdra.jpg

La historia

Fenicios, cartagineses y romanos pasaron Malta. En la ciudad de Rabat una estupenda Domvs Romana nos abre sus puertas. Catacumbas y cuevas donde se escondieron aquellos que llegaron para expandir la religión cristiana. 

El imperio Bizantino, la dominación árabe y la Edad Media. Mdina es una ciudad misteriosa con románticos callejones que descubrirás a pie. La circulación dentro de las murallas está restringida a residentes, y se cuentan con los dedos de la mano. Por algo se conoce como la ciudad del silencio, te encantará. 

Los Caballeros de la Orden de San Juan, conocidos como la Orden de Malta, marcaron la isla para siempre. La actual capital de Malta es la prueba de ello. Las famosas 3 ciudades, los fuertes y las torres que bordean toda la costa maltesa, por no hablar de su representantiva cruz de malta, todo evoca a ellos. 

Las Guerras Mundiales

Llegaron los franceses, con Napoleón Bonaparte y posteriormente, los británicos. Esto no te pasará inadvertido porque Malta fue colonia británica hasta 1964. Paseando por La Valeta todavía puedes encontrar las famosas cabinas rojas y presenciar un mini cambio de guardia. 

Por su posición estratégica, Malta jugó un papel muy importante en las dos guerras mundiales. Visita el Museo de la Guerra si te interesa el tema, te gustará. 

Puedes dejar un comentario aquí